Planificación estratégica

Planificación estratégica

Cuando se crea una empresa generalmente se lo hace pensando en obtener un rédito económico constante a lo largo del tiempo, a través del ofrecimiento de un bien o servicio que la sociedad necesita.
La mayoría de las empresas abren sus puertas de forma inmediata, con poca planificación y con metas temporales poco claras. Solo establecen de manera intuitiva las metas de corto plazo, dejando de lado las de mediano y largo plazo. Habitualmente las empresas que no se prepararon a nivel estratégico, es decir, en el largo plazo, puede que en algún momento se desvíen de sus metas perjudicando el destino de la organización.
“Planificar la empresa significa establecer cuáles van a ser los objetivos al corto, mediano y largo plazo, para luego asignar los recursos necesarios a cada actividad para alcanzar las metas del plan empresarial”.
Una buena planificación estratégica ayuda a:

  • Determinar las previsiones futuras de las ventas.
  • Generar acciones de mejoramiento interno.
  • Establecer un plan empresarial acorde a los objetivos empresariales.
  • Entender las variables dinámicas que afectan directamente la actividad de la empresa.

Como remarcamos anteriormente la planificación estratégica es importante para generar una programación de las actividades fundamentales que tiene que llevar a cabo la empresa, para lograr sus objetivos a lo largo del tiempo. Un posible desvío o problema tiene que estar contemplado es este plan, ya que nos encontramos en un mercado dinámico y cambiante, donde todo puede ocurrir. Definir diferentes escenarios futuros va a ayudar a establecer la flexibilidad que debe tener la empresa.

Compartir publicación

Deja un comentario


Powered by themekiller.com